Blogia
La Columna del Estilita

Historia

La "profesional" de la Masonería

La "profesional" de la Masonería

     Ascensión Tejerina Hernández, fue la primera Gran Maestra elegida en  España y en la Gran Logia Simbólica Española (GLSE), y la primera que permitió a los medios de comunicación estar presentes en el acto de posesión del cargo.

     Esa ha sido una de sus constantes,  ha demostrado una gran debilidad por las luces y los focos mundanos y profanos.  En una muy reñida votación, donde hubo denuncias de manipulación de los votos,  que causaron la baja de toda la mebresía  de la GLSE de Galicia, principalmente de una importantísima y veterana logia de La Coruña, cuyo presidente era también candidato al cargo, fue elegida para el período de 2000-2003. Después de una lamentable maestría, habiendo borrado a sus opositores, salió reelegida para el período de 2003-2006. Ante la imposibilidad reglamentaria de poder optar a un tercer período  inetentó que su marido, también masón, fuese candidato al cargo, cosa que no consiguió.

    Fue iniciada en una desconocida logia mixta de la Costa del Sol. En aquella época su marido ya pertenecía a la GLSE, pero era una obediencia que se consideraba heredera del Grande Oriente Español-Unido y por lo tanto era masculina. Ya apuntaba malas maneras la nóvel Aprendiz Tejerina en aquella época: su primer trabajo, que quiso leer en su logia madre y que por razones obvias no se lo permitieron, por soberbia e ignorancia, era un tema del 4º grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado (Maestro secreto), grado que sólo alcanzan unos pocos masones, después de varios años de Masonería activa.  Después del incidente nunca más se la vió aparecer por dicha logia hasta que recaló en la GLSE, cuando se aprobó que las mujeres podían participar en dicha federación de logias.

   Le gustó siempre la manipulación.  Primero controló su logia sevillana, alternándose su presidencia con su citado esposo. Creó un pequeño grupo de fieles que se reunían después de las tenidas en caros restaurantes donde la mayoría de los miembros de la logia no se lo podían permitir.

  Le gustó siempre el poder y sus aledaños. Pronto hizo amistad con Javier Otaola, su antecesor el el cargo de la gran maestría hasta que consiguió ser nombrada por éste Gran Maestra Adjunta. Una clara actuación política de Otaola para dar a entender que la mujer entraba con fuerza y en igualdad de condiciones que el varón en la GLSE.

   Su gestión fue nefasta para la GLSE. Por un lado se iban marchando enteras antiguas logias y se iban creando nuevas para que la suma no variara... , algunas ficticias y otras problemáticas, como una en Francia que causó problemas con el Gran Oriente de Francia por invadir su territorialidad y que algunos miembros de la extrema derecha francesa fueron aceptados en dicha logia. Quiso extender su influencia dando cartas patentes a logias hispanoamericanas, lo cual no resultó dada la indiosincrasia de aquéllas.

    Estuvo leyendo conferencias por toda España, siempre como adalid de la mujer en la masonería española. Cualquiera que la hubiese escuchado podía darse cuenta que no estaba escrito por ella, al tener dificultades en su lectura.

    Según su propio libro "De oficio masón" se considera así misma como una "profesional" de la Masonería. Con todo lo que ello implica en dedicación, conocimiento y buen hacer...

    Al final de su mandato tuvo dos espantadas que hicieron época. La primera, siendo ella grado 18º del Supremo Consejo Masónico de España, el reconocido por la GLSE, se la promocionaba al grado 30º, no acudiendo a la cita porque ella se merecía y quería el grado 33º.  La otra fueron las malas formas y maneras cuando entregaba la gran maestría a su sucesor en Zaragoza, ausentándose del acto sin dar explicaciones.

    Con estos mimbres, y otros parecidos, se ha querido hacer la reconstrucción de la Masonería en España.

Acacia

durmientes@gmail.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La Masonería mixta en Colombia: El Derecho Humano

La Masonería mixta en Colombia: El Derecho Humano

   Un hermano colombiano amablemente nos remite esta información:

   En la República de Colombia hay varias logias de la Federación Internacional del Derecho Humano. En la actualidad existen las siguientes

  1. R. L. LIBERTAD  1314    -  Bogotá.
  2. R. L. LUZ DEL CARIBE 1477   -  Barranquilla.
  3. R. L. JACQUES DE  MOLAY 1545  - Pereira.
  4. R. L. ESTRELLAS DEL SUR 1796 -  Pereira.
  5. R. L. SOL DE ORIENTE 1814  - Bogotá
  6. R. L. SOL DE COLOMBIA 1820  - Bogotá.

    Recientemente se ha formado un grupo de hermanos trabajando asiduamente para levantar columnas de la  R. L. LUZ DE BACHU, en la ciudad de Cali, donde otrora funcionó la  R. L. FRATERNIDAD DE OCCIDENTE 1329.

   Están constituidos en Jurisdicción y aspiran a convertirse muy pronto en Federación

Armonía M.M.

durmientes@gmail.com

 

Rosario de Acuña, masona y librepensadora

Rosario de Acuña, masona y librepensadora

     Tal día como hoy, 5 de mayo del año 1923, fallecía en su casa de El Cervigón Rosario de Acuña y Villanueva. Una traicionera embolia cerebral acabó de manera inesperada con la vida de quien, renunciando a los privilegios que su distinguido origen le tenía reservados, prefirió caminar con valeroso entusiasmo por la intrincada senda de la «verdad y la libertad», por más que tal decisión le acarreara todo tipo de penalidades.

     Nacida el primero de noviembre de 1850 en el seno de una distinguida familia que hundía sus orígenes en las raíces de los Grandes de España, sus primeras décadas de vida debieron semejarse bastante a las de aquellas jovencitas de la burguesía madrileña que la novela realista tan bien nos ha retratado: una vida cómoda salpicada por fiestas, teatro, viajes, modas... y ¡poesía!, para la que la señorita de Acuña parece estar especialmente capacitada, a tenor de los parabienes que reciben algunas de sus obras.

     En 1876 su vida parece felizmente encarrilada: en febrero alcanza un clamoroso éxito con el estreno de «Rienzi el tribuno», su primera obra dramática; y en abril se casa con el capitán de Infantería Rafael de Laiglesia y Auset, con quien a finales de junio se traslada a Zaragoza, donde el matrimonio fijará su nueva residencia. Sin embargo, unos años después Rosario se separa de su marido, se declara librepensadora, ingresa en la masonería y se convierte en una escritora militante. A partir entonces su pluma se convierte en arma demoledora al servicio de la libertad de pensamiento, el racionalismo, la educación laica, el republicanismo o la defensa de los más desfavorecidos. Sus numerosos artículos, publicados en diversos periódicos y revistas, tanto del país como del extranjero, dan cumplido testimonio de su lucha, larga y penosa lucha, contra el fanatismo, el fundamentalismo religioso y la postergación social a la que está sometida la mujer.

     El cambio de rumbo en la vida de Rosario de Acuña se produjo a mediados de la década de los ochenta, cuando su vida mediaba la treintena. Fue entonces cuando ingresó en la logia Constante Alona de Alicante y cuando, puesta a buscar un nombre simbólico, dio con Hipatia, filósofa griega que, tras algún tiempo explicando a Platón y a Aristóteles en la escuela que abrió en Alejandría, murió lapidada en los albores del siglo V por las huestes del fanatismo hábilmente incitadas por algunos de los monjes del lugar. Todo un símbolo al que nuestra escritora convierte en protagonista de la obra que con el escueto título de «Hipatia» publica en 1886.

Fuente: La Nueva España - Asturias

durmientes@gmail.com

Josep Corominas i Busqueta

Josep Corominas i Busqueta

     Josep Corominas i Busqueta (Terrassa, 1939) es un médico y político catalán. Es especialista en Psiquiatría, diplomado en Psicología clínica, profesor titular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona (UB) y consultor del Hospital Clínico de Barcelona.

    Fue diputado por la provincia de Barcelona por el PSC-PSOE en las elecciones generales españolas de 1986 y 1996, partido donde despectivamente le llaman "mandilón" a todo aquél que tenga la condición de masón.

     Psiquiatra en el hospital Clínico de Barcelona y profesor titular de la Facultad de Medicina, Corominas tiene a sus espaldas una larga carrera política como concejal de Terrassa y diputado al Congreso, en sustitución del ex ministro Ernest Lluch, también masón, más tarde asesinado por ETA. Militante socialista desde 1975,  y fue coordinador de la Comisión Federal de Sanidad del PSOE.

     Entre los años 2002 y 2006 fue el Gran Maestro de la Gran Logia de España. Era miembro de la GLE desde el año 1981 hasta poco tiempo después de haber finalizado su gran maestría que, con sus luces y sus sombras, fue, en general, el mejor gran maestro -o menos malo- que ha tenido esta Obediencia (federación de logias).

    Debido al acoso al que fue sometido  por el actual gran maestro, señor Carretero, por pertenecer el hermano Corominas al mismo tiempo  a la GLE y a otra Obediencia extranjera (que es lícito y legal según los propios Reglamentos de la GLE), solicitó su baja voluntaria. Estos hechos fueron utilizados como escusa para que la Gran Logia de España rompiera las relaciones fraternales con la Gran Logia de Andorra para no permitírsele la doble afiliación.

   A principios del año 2007 el hermano Corominas funda la Gran Logia Ibérica Unida con algunos ex miembros de la Gran Logia de España, sin que tengamos mayor información al respecto y su actual recorrido. Pretender constituir una gran logia regular es una utopía, según las normas que ha dictado la Gran Logia de Inglaterra. Sólo sería posible si alguna vez las grandes logias americanas, con su fuerte capacidad económica y de membresía, se pusieran de acuerdo y le plantaran cara al despotismo inglés.

   Se podría decir de Corominas que es un hombre muy culto, modesto, serio y un buen organizador, que "pudo y no quiso" (al no expedientar a todo aquél que se lo merecía) y "quiso y no pudo" hacer más por la masonería regular española; el numeroso grupo de medradores, sinvergüenzas y aprovechados, además de la legión de ancianos ingleses con sueños imperialistas, que actualmente la dirigen no se lo permitieron.

     Se perdieron cuatro años de buena gestión administrativa y, quizás, el futuro de la GLE como Obediencia libre y soberana sin el lastre de sus miembros ingleses.

Acacia

durmientes@gmail.com

Tomás Sarobe: expulsado y retornado a la cúpula de la masonería

Tomás Sarobe: expulsado y retornado a la cúpula de la masonería

     El ingeniero Tomás Sarobe Piñeiro accedió al cargo de gran maestro de la Gran Logia de España por la libre y directa designación del anterior gran maestro, Luis Salat Cusills, que lo nombró en su lecho de muerte con notario y testigos familiares. Todo un alarde de democracia...

     Sarobe sería investido como gran maestro de los masones regulares españoles el 15 de junio de 1996, en el curso de una ceremonia secreta celebrada en la sede barcelonesa de la Gran Logia de España, ante 380 delegados venidos de toda España y 16 de otros países. Durante el ágape fraterno, 600 invitados le manifestaron su apoyo. Heredaba una red de 100 logias, 25 templos y 147 reconocimientos.

     Algunos que lo habían sostenido hasta entonces y el núcleo que resultó derrotado en las elecciones de 1996, se escindieron argumentando que el nuevo gran maestro se dedicó a realizar operaciones internacionales de venta de armas por cuenta de la Empresa Nacional Bazan, especialmente con Suráfrica durante el período del "apartheid". Tomás Sarobe fue finalmente irradiado -término que los masones utilizan para indicar la expulsión de un miembro- de la Gran Logia de España por un supuesto tráfico con submarinos en el Chile de Pinochet.

     Tomás Sarobe Piñeiro, coruñés de nacimiento, con una dilatada estancia en Inglaterra y Sudáfrica, países en los que ejerció profesionalmente en el campo de la industria militar, fue sustituído al frente de la Gran Logia de España por Josep Corominas, médico psiquiatra, profesor universitario y político vinculado al socialismo catalán.

     "Sarobe Piñeiro tuvo problemas, problemas graves, en la Gran Logia de España y fue irradiado por consecuencia de ellos. Ahora quieren rehabilitarlo y él quiere la rehabilitación, pero continúa estando afiliado a la Gran Logia Unida de Inglaterra, sigue siendo masón pero en Londres, y de momento no expresó su intención de inscribirse en la Gran Logia de España", aseguró un conocido masón gallego,  venerable maestro de la logia coruñesa Renacimiento 54, perteneciente a la Gran Logia de España.
 
     Otras fuentes masónicas sostienen sin embargo que Sarobe Piñeiro se encuentra ya trabajando en la nueva dirección de la Gran Logia de España y que estuvo presente en la ceremonia de presentación del actual gran maestro. De hecho en todas las asambleas, después de su irradiación, montaba su base de operaciones en algún hotel cercano al local de éstas para aleccionar a sus incondicionales la noche anterior en una elegante y abundante cena, figurando entre sus incondicionales el actual maestro... así como otros "amigos" de Carretero y ahora forman parte de su legión de enemigos... Todo ello ante la estupefacta mirada de los miembros "de a pie".

     "Es cierto que las relaciones de Sarobe con el actual gran maestro son buenas. Con el anterior, Corominas, no existian", señaló el mismo masón.

Acacia

durmientes@gmail.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La otra masonería: El Derecho Humano (DH)

La otra masonería:  El Derecho Humano (DH)

     "Le Droit Humain" (Derecho Humano), la Orden Masónica Mixta Internacional, reúne unos 26.000 miembros, presentes en más de 60 países de los cinco continentes.  Cada Federación Nacional conserva su autonomía, siempre respetando las prescripciones del texto fundamental de la Constitución Internacional.  Las Logias trabajan en su propio idioma. La Orden tiene tres idiomas oficiales: español, francés e inglés.

     María Deraismes, periodista y militante a favor de los derechos de la mujer y de la infancia, y el doctor Georges Martin, Senador y Consejero General, ambos franceses, emprendieron de modo conjunto campañas a favor de los derechos civiles y políticos de las mujeres, así como de la escuela laica. El 14 de enero de 1882, María Deraismes fue iniciada en la logia "Les Libres Penseurs du Pecq", logia del Gran Oriente de Francia  -institución masónica francesa tradicional masculina- lo cual le creó no poco problemas a la citada logia por lo que fue dada de baja de la misma. Este hecho la convirtió en la primera francmasona francesa - ya en Irlanda había sido iniciada una señorita de la alta sociedad anteriormente - .

     Once años después, el 4 de abril de 1893, María Deraismes crea una logia denominada "Gran Logia Simbólica Escocesa de Francia – Le Droit Humain". Esta logia será la que dé origen a la ORDEN MASÓNICA MIXTA INTERNACIONAL "LE DROIT HUMAIN" – EL DERECHO HUMANO -.

     Las Federaciones Francesa y Belga son las más importantes en número. Luego, están constituidas (según los Reglamentos) otras Federaciones (Brasileña, Holandesa, Británica, India, Griega, Americana, Islandesa, Finlandesa, Austríaca, Escandinava, Suiza, Italiana, Sudafricana, Neocelandesa y Chilena), las Jurisdicciones (Polonia, Portugal, Argentina, Israel, Canadá, Bulgaria, Costa de Marfil, Camerún, España, Alemania, América Central y Caribe o Méjico) y las Logias Pioneras (Luxemburgo, Europa del Este, Africa, América del Sur, Océano Indico, etc.). 

     Cada cinco años se reúne un Convento Internacional  (Asamblea General) en el que los Delegados proceden a la elección de la piedra angular del edificio de "LE DROIT HUMAIN": el Supremo Consejo. El Supremo Consejo elige, a su vez, a sus Oficiales, cuyo Presidente recibe el nombre de Gran Maestro. En cada país se elige libre y democráticamente un Presidente para la federación nacional. Una característica de esta Obediencia, o federación de logias, es que se pueden adquirir y practicar todos los 33 grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, teniendo Capítulos y Cámaras correspondientes.

El Derecho Humano en España

     El establecimiento del DH en España comienza en 1921, con la creación de un triangulo en Madrid con el nombre de San Albano. El principal promotor en aquella época fue el hermano Treviño, distinguido egiptólogo y teósofo, que con el apoyo de hermanos del Grande Oriente Español extiende la Masonería Mixta por España. En 1924 fue fundada la primera logia de El Derecho Humano en España que llevaba por título distintivo Respetable Logia San Albano. En 1928, la Jurisdicción Española del Derecho Humano cuenta con cinco logias: “San Albano” en Madrid, “Luz” en Almeria, “Compte de Saint-Germain” en Barcelona, “Hermes” en Málaga y “Zanoni” en Sevilla. Asimismo, la integran un triángulo en Bilbao llamado Fénix y un capitulo Rosacruz llamado “Franklin Albricias”.  Una vez superada las dictaduras de Primo de Rivera y la de Berenguer, El Derecho Humano se asienta, contando como representante del Supremo Consejo Mixto con el hermano Mateo Hernández Barroso, proveniente del Grande Oriente Español. Este hermano fue director general de Comunicaciones y Telégrafos durante la Segunda Republica siendo un cercano colaborador de Diego Martínez Barrios. Durante la Guerra Civil y antes de partir al exilio en México colaboró con la Jurisdicción Sur del Supremo Consejo del grado 33 de los EE. UU., el Gran Oriente de Francia, la Gran Logia de Francia y la Federación francesa del Derecho Humano en la evacuación de los hermanos y hermanas españoles. Falleció en 1963.

     La Masonería Mixta en España no retorna hasta que, próxima la muerte del general Franco, la Federación Francesa funda la logia “La Luz vuelve” al oriente de Irún-Fuenterrabia en el año 1975, pero esta logia no tiene continuidad. No es hasta el 24 de junio de 1978 cuando algunos hermanos y hermanas apoyados por miembros del G. O. E. y de la G. L. E fundan en Barcelona la logia “Ferrer i Guardia” que será la logia pionera del Derecho Humano en esta nueva etapa. Después se fundaron en 1979 “El Alba de Levante”  en  Valencia;  en 1980  “Libertad” en Madrid , dando paso a la creación entre estas tres logias, a la nueva Jurisdicción Española el 23 de marzo de 1981, dependiente de París, pero hace unos pocos años, con la creación de otras nuevas logias en el territorio español  ya es una Jurisdicción completamente independente al haber más de 150 miembros afiliados.

     El Derecho Humano ha tenido sus problemas internos por el paso de personas indeseables en sus logias pero los ha ido resolviendo con serenidad, prudencia y discreción, sin que se filtrasen interioridades. Deberían tomar ejemplo de ello otras Obediencias masónicas españolas que por afán de protagonismo de sus dirigentes han salido sus miserias en los medios de comunicación. A pesar de ello, tienen el gran problema de que se inician las personas de ambos sexos en completa igualdad pero sólo permanecen unas pocas en la Orden.  ¿Falta de atractivo o de interés?  Suponemos que sus dirigentes estarán pensando en ello para encontrar una solución.

Acacia

durmientes@gmail.com

Antonio de Villar Massó

Antonio de Villar Massó

    Antonio de Villar Massó pasó a la reciente historia como el que registró oficialmente la primera obediencia masónica en la España después de más de cuatro décadas de ignominia, en la que fueron condenados -incluso a muerte- cientos de masones por el simple hecho de serlo.

    De este personaje que fue Gran Maestre del Grande Oriente Español, entre 1982 y junio de 1988, fecha en la que fue destituido de su cargo del GOE por haberlo llevado hasta la más baja cota, fue un sinvergüenza, oportunista, sin escrúpulos, señalado como confidente de la policía por diversas fuentes, -su nombre de batalla era “Limón”-.

    Villar Massó, así como sus dos socios, Jaime Fernández Gil de Terradillos y Antonio García Borrajo, en la aventura de crear en España el Grande Oriente Español, había sido expulsado de la Orden, a perpetuidad, por el auténtico Grande Oriente Español -exiliado en México tras la llegada al poder de Franco-, antes de registrar "su" obediencia española, que hoy permanece inactiva, pero como entidad registral es propiedad de la Gran Logia de España.

    La finalidad básica y oculta de Villar Massó para crear el GOE, atestiguada por masones diversos y reconocida por él mismo a alguna persona de su confianza, fue la de intentar obtener influencia personal y poder acceder a la gran indemnización económica que esperaba obtener reclamando en nombre de "su" GOE, presentándolo como único heredero de la masonería histórica española, el patrimonio inmobiliario incautado por Franco al conjunto de las obediencias masónicas españolas.

    El auténtico GOE (en exilio) rechazó por antimasónico todas las maniobras realizadas en España por el trío golpista y destituyó de su cargo en el GOE (España) a Gil de Terradillos por "abandono de sus funciones, por deslealtad y por perjurio"; y decretó que "queden irradiados [expulsados], a perpetuidad, del Grande Oriente Español (en exilio), y de la Orden Masónica los que fueron VVMM.’. [Venerables Maestros] Jaime Fernández Gil de Terradillos, Antonio de Villar Massó y Antonio García Borrajo, por desleales, perjuros e indignos de pertenecer a nuestra Augusta Institución"...

    El relato pormenorizado de los hechos protagonizados por esos tres personajes y las razones para su expulsión constan en el documento titulado: "Conclusiones finales a las que llegó la Gran Asamblea de Maestros Masones del Grande Oriente Español (en exilio), celebrada en el Gran Oriente de México, D.F., el martes 7 de marzo de 1978, de la E.’. V.’., para juzgar la conducta masónica, en España, desde finales de julio del año pasado, de los VV.’. HH.’. Jaime Fernández Gil de Terradillos, Gran Maestre interino; Antonio de Villar Massó, M.’. M.’., y Antonio García Borrajo, M.’. M.’., miembros los tres del G.’. O.’. E.’. (en exilio)". Este documento mecanografiado tiene seis páginas, y está firmado por el Presidente, Secretario y Orador de la Gran Asamblea, así como por una diversidad de otras firmas no identificadas de maestros masones asistentes a dicha Gran Asamblea.

    En los agitados años de la transición política española la policía franquista vigilaba los movimientos de varios colectivos, entre los que estaban los masones.  La Sección de Movimientos Sociológicos de la Brigada de Interior estaba perfectamente informada de todo cuanto se relacionaba con el GOE de Villar Massó y con los movimientos de masones que se relacionasen con el Gran Maestre Villar Massó. En 1985 se filtraron desde la Brigada de Interior de la Policía veinticuatro fotocopias de otras tantas notas informativas que referían contactos, conversaciones y correspondencia privadas y actos de diversa índole en los que siempre había sido Villar Massó, personalmente, el receptor de la información pasada seguidamente a la policía.

    Esa filtración, obviamente, inquietó mucho al resto de obediencias masónicas de la época, que no dudaron en exigirle a Villar Massó una aclaración de su proceder. Valga como ejemplo la carta que le envió Rafael Vilaplana, entonces Gran Maestro de la Gran Logia Simbólica Española, el 15 de junio de 1985.

    Cabe recordar que el abogado Antonio de Villar Massó, que jamás fue policía, tal como erróneamente aseguran algunas fuentes desinformadas, fue nombrado Inspector Honorario del Cuerpo General de Policía el 20 de julio de 1969.

    En el Archivo Central de la Dirección General de la Policía, en febrero de 1986, figuraban catorce antecedentes relativos a Villar Massó, fechados entre el 12-09-53 y el 27-09-84. Entre las diligencias en las que figuraba como denunciado, destacan acusaciones de agresión contra J. B. A. J. (19-02-54), de alzamiento de bienes (8-03-67), por disparos de revólver contra N. L. F. (20-02-77), por intento de agresión contra N. L. F. (13-11-80), por amenazas contra M. S. C. (20-07-81), por disparos en la vía pública (2-02-83) y por más disparos en la vía pública (27-09-84).

    Una muestra curiosa de su carácter la encontramos en el cruce de amenazas que mantuvo con destacados sujetos de la extrema derecha fascista española. Esos tipos eran peligrosos, sin duda ninguna, tal como conocemos muy bien quienes trabajamos como periodistas en esos días y nos tocó investigar las tramas fascistas de la transición española, pero el "masón" Antonio de Villar, a juzgar por sus antecedentes policiales recién citados y por las amenazas que le devolvía a los fascistas hispanos tampoco parece un candidato a la santificación. Veamos como ejemplo el telegrama que le envió a Mariano Sánchez-Covisa, líder de los denominados Guerrilleros de Cristo Rey: "Respetando tu gallardía personal y despreciando [la] cobarde chulería de la mayor parte de tus seguidores te comunico que estoy hastiado de recibir amenazas de muerte por lo que lamentándolo mucho he tomado oportunas disposiciones para que si algo me ocurre no tengas tiempo de leerlo en los periódicos. Antonio de Villar Massó. Gran Maestre del Grande Oriente Español".

    Aunque Villar Massó negó ante la Policía ser el autor de ese telegrama y del delito de amenazas que comportaba, el apunte de su ficha policial, de fecha 20-7-81, no deja dudas: "hechas comprobaciones por la Comisaría de Chamartín, escrito nº 22.401 con el Director de Sala de Aparatos de Telégrafos resulta que dicho telegrama fue puesto por Don Antonio Villar Massó" (Diligencias policiales nº 6.030 de la Comisaría de Retiro).

    Ese fue el “personaje” que vino a reinstalar la Masonería en España.


Acacia
durmientes@gmail.com

La legitimidad histórica perdida

    Es un tema bastante complicado de explicar por las diferentes circunstancias y personas implicadas. El proceso del retorno de la Masonería a España, depués de la cruenta represión del anterior Régimen que llegó a extinguirla por completo, fue salpicado de ambiciones de poder mezclada con infiltración de la policía, dado que el Gobierno de turno no deseaba su reinstalación en el país. Sólo unos pocos miembros de la Orden lograron escapar con vida a Marruecos y Francia y algunos, posteriormente, a Hispanoamérica, en su mayoría a México donde encontraron los miembros del Grande Oriente Español (GOE) el "asilo masónico" que les proporcionó la Gran Logia del Valle de México. La pervivencia del GOE fue mas bien a nivel administrativo porque no tenía logias activas, los masones españoles exiliados se inscribieron en logias locales, en algún caso compuesta exclusivamente de españoles, pero adscritas a la Gran Logia o Gran Oriente del país de acogida.

    Los historiadores profesionales, los llamados masonólogos, que hacen sus investigaciones avaladas principalmente con documentos escritos, han pasado de puntillas por este período reciente de la Masonería española. Casi todos se quedan en el año 1939 y alguno ha investigado parte del exilio, pero ninguno escribe desde el año 1975 en adelante.

    Es muy difícil encontar testigos presenciales imparciales porque la Masonería española quedó clara y definitivamente dividida, lo cual no es una novedad porque es una consecuencia de la lucha que libran desde el último cuarto del siglo XIX la masonería inglesa y la masonería francesa, aquélla con la 'United Grand Lodge of England', la llamada Gran Logia Madre, y ésta con su buque insignia del 'Grand Orient de France'. Ocurre en casi todos los países del mundo y España no podía ser diferente; se convirtió en su particular campo de batalla y de lucha de intereses, poco o nada masónicos, dicho sea de paso.

    Con el Tratado de Amistad firmado entre el general Franco y los EE.UU. se permitío la instalación de logias en las bases americanas pero sólo bajo la condición de no admitir españoles. Estas fueron las primeras logias instaladas después de la Guerra Civil. En 1973 se crea en Oropesa (Castellón) la logia La Luz, formada por francmasones belgas de diversas obediencias liberales (línea francesa) deseosos de ayudar al renacimiento de la Orden en España. En el año 1976 levantan columnas la logia Matritense, en Madrid, con miembros del del exilio. En septiembre de 1976, el representante en Francia del GOE, José Torregrosa, participa como invitado en la asambleas generales del 'Grand Orient de France' y de la 'Grande Lodge de France', ambas en París. El 2 de febrero de 1977 se constituye la Logia Minerva-Lealdad, con la intención de afiliarse al GOE, en cuyo registro acabaría ostentando el número 3, siendo elegido Venerable Maestro (Presidente) Rafael Vilaplana Fuentes (nombre simbólico Bolívar).

    En 1977 el Gran Maestre del Grande Oriente Español (GOE), Jaime Fernández Gil de Terradillos, con el consentimiento de los supervivientes del Gran Consejo Federal Simbólico, reunidos en su exilio de México, deciden regresar a España y tomar posesión del territorio español. Reunida la primera Gran Asamblea en España en Madrid, después de casi 40 años. El día 2 de noviembre de 1977, se nombra la Comisión Permanente del Gran Consejo Federal Simbólico (Gobierno de la Orden) y declara terminado el exilio; posteriormente presentan la documentación y la solicitud de inscripción del GOE en el Ministerio del Interior, siendo entonces ministro Rodolfo Martín Villa. El 29 de noviembre de 1977, asistiendo, además del Gran Maestre, Jaime Fernández-Gil de Terradillos, el Gran Maestre Adjunto, Antonio del Villar Massó (que posteriormente se descubrió que era un infiltrado de la policía española) y otros tres miembros del nuevo Consejo Federal, hacen unas declaración de principios e intenciones ante la prensa entre las que se destacaban una mejor relación con la Iglesia Católica y respetar el sistema monárquico instaurado. Ante la negativa de celebrar una nueva Asamblea General, se realiza otra Asamblea donde se nombra Gran Maestre a Antonio del Villar Massó el cual hundió al GOE a las cotas más bajas posibles.

    Este grupo inicial perdió la confianza de la Masonería en el exilio, compuesta fundamentalmente por republicanos anticlericales, por entender que estaban actuando por su cuenta y se declaró NULA la inscripción solicitada por el GOE; irradió (expulsó) de por vida a Jaime Fernández-Gil de Terradillos, Antonio del Villar Massó y Antonio García Borrajo, dió un nuevo mandato a Francisco Espinar Lafuente, Rafael Vilaplana Fuentes, José Torrente Durán, Julián Calvo Blanco y Pedro Ros Carrasco para que regularizaran la presencia del Grande Oriente, lo que dió lugar a que finalmente se produjeran dos inscripciones que pretendían vincularse a la tradición del Grande Oriente, la primera presidida por Antonio del Villar Massó (el infiltrado de la policía), con el nombre de Grande Oriente Español (GOE), que ahora reclama para si la Gran Logia de España (GLE), y la segunda la presidida por Francisco Espinar Lafuente y otros con el nombre de Grande Oriente Español Unido (GOEU), que es la que reclama para si la Gran Logia Simbólica Española (GLSE). Hay un documento del Supremo Consejo del grado 33 y último para España, única institución masónica española que ha conservado su legitimidad histórica con una antigüedad de casi 200 años ininterrupidos, firmado por su Soberano Comendador Julián Calvo Blanco, 1978-1986, reconociendo como auténtico representante de la Masonería española al Grande Oriente Español Unido (GOEU).

    Reconocido por los masones en el exilio y el Supremo Consejo, Francisco Espinar Lafuente intentó obtener el reconocimiento de la regularidad para el GOEU pero fue rechazada su petición porque consideraron las Grandes Logias de EE.UU. que el GOE carecía de legitimidad de origen: recibir Carta Patente de una Gran Logia regular o ser fundada por tres Logias regulares en el momento de su constitución. O sea, que el histórico Grande Oriente Español no era regular porque había sido en su día una unión de Grandes Logias u Orientes españolas no regulares, a pesar de haber trabajado siempre bajo sus parámetros: Creencia en un Ser Superior, admitir sólo varones, colocar en el Ara un libro de la Ley, que en el caso español era la Biblia, y prohibir las discusiones sobre política y religión en las tenidas o reuniones masónicas.

    Espinar solicitó la baja de la segunda inscripción a nombre del GOEU, perdiéndose así definitivamente la legitimidad histórica de la Masonería simbóloca española del ahora fenecido Grande Oriente Español y pasó a formar parte de las logias regulares de la GNLF francesa que tenía en España, germen de lo que sería la Gran Logia de España, de corte anglosajón y reconocida como regular, siendo una nueva singladura de la Masonería española, desvinculada completamente del pasado masónico español. Un grupo de miembros del GOEU que no participaban de la idea de pertenecer a una Obediencia (federación de logias) "regular", al frente de los cuales estaba Rafael Vilaplana Fuentes rescató el nombre, no la tradición que había quedado truncada. Posteriormente Vilaplana y unos cuantos de sus seguidores de "tradición liberal" se escindieron del GOEU y crearon la Gran Logia Simbólica Española como Obediencia masculina, que años después se reconvertiría con el novedoso modelo de las tres opciones, que las logias podían ser masculinas, femeninas o mixtas, que al final fracasó éste resultando que todas las logias son ahora en realidad mixtas.

    A partir de esa lamentable división y ruptura definitiva de la legitimidad histórica del Grande Oriente Español personas poco o nada escrupulosas han utilizado tan sólo el nombre del GOE y del GOEU, esperando que algún día el Estado Español proceda a indemnizar al Grande Oriente Español por el expolio sufrido en el anterior Régimen, cosa que hasta la fecha no han podido conseguir.

Séneca (Nombre Simbólico) Maestro Masón

durmientes@gmail.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAA)

Origen del Rito

    El 27 de agosto de 1761 un católico francés, dispuesto a partir hacia las Américas en busca de fortuna, Étienne Morin (Quercy 1717-1771), es autorizado por la Gran Logia de Maestros de París, llamada de Francia, reorganizada por Agustín Chaillon de Jonville, y por su estructura concéntrica y dirigente llamada Gran (o Soberano) Consejo, cuya cima era el Grado de Caballero Kadosh, a "formar y establecer una Logia para recibir y multiplicar la orden Real de los masones libres en todos los Grados perfectos y sublimes … " y "establecer en todos los continentes la Perfecta y Sublime Masonería … ".

    Morin llega en enero de 1763 a Santo Domingo después de pasar por Jamaica, donde conoce a un neerlandés, Henry Andrew Francken (1720-1795), quien consagrará el resto de su vida a difundir en las Antillas el sistema masónico traído desde París por Morin.

    Se trata de una estructura en veinticinco grados y siete clases, "establecida" por el propio Morin, sobremontando los tres grados simbólicos, de veintidós altos grados, casi todos practicados en Francia en las décadas del 1750-1760. El nuevo modelo no culmina, como es de uso en París, en el Grado de Kadosh, sino por el de Sublime Príncipe de Real Secreto.

    Aunque la Gran Logia revocó en 1766 las cartas patentes de 1761, Morin continuó con su trabajo de organizador y propagandista en las Antillas, particularmente en Kingston, dónde erige un Gran Consejo de Príncipes Masones. Durante este período que Morin le confirió a Francken el título de Diputado Inspector General.

    El 6 de diciembre de 1768, Francken nombra Diputado Inspector General para las Indias Occidentales y América del Norte y Kadosh, a Moses Michael Hays (1739-1805) judío de origen neerlandés, "nativo, habitante y negociante de la ciudad de Nueva York en América del Norte", Presidente en 1767 de la Shearith Israel Congregation de su ciudad natal, futuro Venerable de la logia King’s David, sita en Nueva York, futuro Gran Maestro de la Massachussetts Independant Grand Loge (1788), futuro cofundador del Massachussetts Bank. El mismo día, Francken firma "como Príncipe de los Masones y Diputado Gran Inspector General".

    Algunos meses más tarde, Francken, de regreso a Jamaica, es uno de los dos Diputados Inspectores Generales fundadores del Gran Capítulo de Sublimes Príncipes del Real Secreto, Grado 25º, erigido por Morin el 30 de abril de 1770 en Kingston. Morin continúa su trabajo nombrando otros Diputados Inspectores Generales.

    Francken toma el relevo. El 30 de agosto de 1771, firma como Príncipe del Real Secreto y Diputado Inspector, los Rituales del 15º al 25º del Orden del Real Secreto. El manuscrito contiene la versión más antigua actualmente conocida de las Constituciones llamadas de 1762. El 30 de octubre de 1783, Francken fecha y firma como Príncipe del Real Secreto y más Antiguo Diputado Gran Inspector para todas las Logias, Consejos, Capítulos, sobre ambos Hemisferios un Ritual del 4º al 25º de la Orden del Real Secreto.

    Como Morin, Francken muere en Kingston (Jamaica) en 1795. La cadena que ellos iniciaron, se continuará, particularmente, sobre el continente norteamericano.

    El 12 de enero de 1794, en Charleston, Moses Cohen, antiguo corredor y tendero de la "2nd. Street", cerca del mercado de Filadelfia, elevado a Caballero del Sol en 1790, en Kingston, es nombrado Diputado Inspector General por Barend M. Spitzer.

    El 14 de agosto, un refugiado venido de Santo Domingo, a causa de la rebelión de los negros, el conde Alexandre De Grasse-Tilly (1765-1845), aristócrata y oficial francés, se instala en esta ciudad.

    El 24 de julio de 1796, Grasse-Tilly y su suegro, el notario Jean Baptiste Maríe Delahogue están entre los fundadores de una Logia salvaje, La Candeur. En noviembre de 1796, siete Hermanos de dicha Logia, Delahogue, Grasse-Tilly, Pierre Croie Magnan, Jean Abraham Marie, Remy Victor Petit, Alexis Claude Robin y Dominique Saint-Paul reciben las patentes de Diputado Inspector General así como los rituales de la Orden del Real Secreto, de parte del médico Hyman Isaac Long, arruinado y moribundo.

    El principal rol de los Diputados Inspectores Generales es haber introducido y desarrollado la Orden del Real Secreto en las trece colonias británicas (las cuales serán - luego de la Independencia - los Estados Unidos de Norteamérica), elevando a Masones a diversos grados y levantando Talleres principalmente en cinco estados: Carolina del Sur, Maryland, Massachussetts, Nueva York y Pensilvania.

    Pero es en Carolina del Sur, y muy especialmente en Charleston, que va a operarse la metamorfosis de la Orden del Real Secreto en Rito Escocés Antiguo y Aceptado.


De la Orden del Real Secreto al Rito Escocés Antiguo y Aceptado


    La ciudad principal de Carolina del Sur es un antiguo lugar masónico: la Solomon’s Lodge celebró su primera reunión el 27 de octubre de 1736.

    A partir de la década 1750, este Oriente sufre las consecuencias de las rivalidades entre las dos obediencias inglesas. Así la Gran Logia de Londres (llamada de los Modernos) posee una Gran Logia Provincial de Carolina del Sur que se proclama por primera vez autónoma en 1777 bajo el nombre de Grand Lodge of the Society of Free and Accepted Masons (F&AM). Cuenta entonces con once logias, de las cuales cinco están en Charleston.

    Entre tanto, el 5 de febrero de 1787, cinco logias de la tradición (inglesa) de los Antiguos fundan la "Grand Lodge of South Carolina, Ancient York Masons (AYM)".

    Ambas obediencias se detestan, no sólo por razones masónicas, sino igualmente a causa de las divergencias políticas de sus miembros.

    La llegada de Delahogue y De Grasse-Tilly va a modificar un poco el paisaje masónico. Su logia El Candor fundada en 1796, va a afiliarse, el 2 de enero de 1798, con el N° 12, a la Gran Logia de los "Modernos". En su cuadro del 27 de diciembre de 1798, Grasse-Tilly figura como “Venerable, Diputado Gran Inspector General, Gran Comendador del Templo y Príncipe Masón - Fundador". Entre tanto, Delahogue, Grasse-Tilly y los cinco otros Diputados Grandes Inspectores, bajo la autoridad del Gran Consejo de Príncipe Masones, sito en Kingston (transmisión Hyman Long), habían fundado, siempre en Charleston, el 13 de enero de 1797, un Consejo de Kadosh; y luego, en junio de 1798, un Gran Consejo de los Príncipes de Real Secreto.

    En agosto de 1799, Grasse-Tilly deja la Gran Logia F&AM, funda un nuevo Taller "La Réunion Française", el cual será instalado el 10 de agosto de 1799 por la Gran Logia AYM con el Nº45.

    A finales del siglo XVIII, de las cinco Logias de Perfección fundadas en los Estados Unidos, sólo está activa la de Charleston. Los tres únicos Talleres donde el Rito de Perfección está todavía activo son pues la Logia de Perfección (para los grados del 4º al 14º), el Gran Consejo de Príncipes de Jerusalén y el Sublime Gran Consejo de los Príncipes de Real Secreto, los tres establecidos en Charleston. Salvo la Logia de Perfección, todos estos Talleres son presididos por John Mitchell quien también dirige un Soberano Capítulo Rosa-Cruz de "Heredon".

    Parece ser que fue entonces cuando se planteó una reorganización de los altos grados. Para coronar y perennizar este trabajo, un nuevo grado será creado por desdoblamiento del de Diputado Gran Inspector. Así va a ser elaborado, entre 1798 y 1801, un nuevo sistema en treinta y tres grados, bajo la autoridad de los Soberanos Grandes Inspectores Generales, Grandes Comendadores vitalicios.


"La inauguración" del Consejo Supremo de Charlestón (1801)


    Así el 24 de mayo de 1801, una patente, redactada en inglés y firmada por John Mitchell, eleva al médico Frédérich Dalcho, un londinense de origen prusiano, al grado de Kadosh, a Príncipe del Real Secreto y le nombra Diputado Inspector General.

    Un año más tarde, una carta circular del 4 de diciembre de 1802 llamada Manifiesto anuncia públicamente "la inauguración" ("opening"), el 31 de mayo de 1801, del Supremo Consejo del Grado 33º para los Estados Unidos de América. Esta decisión había sido tomada el 10 de octubre del año precedente. Para la redacción del texto, un comité había sido constituido por tres miembros: F. Dalcho, Isaac Auld y Emmanuel De La Motta. Enviado al principio de enero de 1803, el Manifiesto afirma, entre otras cosas, que el Rey de Prusia, Federico II, ratificó la Gran Constitución el 1 de mayo de 1786, en Berlín. La iniciativa de esta creación recae sobre John Mitchell, el cual, algunos meses antes, en circunstancias que aun se mantienen misteriosas, habría recibido la comunicación de un 33er. Grado de Soberano Inspector General y de las Grandes Constituciones, en francés, fechadas el 1 de mayo de 1786 y atribuidas misteriosamente a Federico II.

    Sabemos solamente que en 1829, Dalcho creía acordarse que Mitchell había recibido el 33er. Grado de un Prusiano de pasaje por Charleston, el cual estaba habilitado para conferírselo, y que le había hecho firmar una obligación en francés.

    Sea lo que sea, el Manifiesto precisa que el susodicho Supremo Consejo había sido "abierto" por “los Hermanos John Mitchell y Frederick Dalcho, Soberanos Grandes Inspectores Generales, y en el curso del presente año (léase 1802) el efectivo de los Grandes Inspectores Generales fue completado, conforme a las Grandes Constituciones".

    Cuando deja Charleston en marzo de 1802, Grasse-Tilly recibe del Supremo Consejo las cartas que certifica su triple calidad de Gran Inspector General, miembro del Consejo Supremo y Gran Comendador a vida para las Isles Françaises de las Indias Occidentales. Va a Santo Domingo donde establece un Supremo Consejo sito en el Cabo Francés. Hecho prisionero por los británicos, es liberado a comienzos de 1804 por ser ciudadano americano. Vuelve a Charlestón. Allí, le llega una orden poniéndole a disposición del Ministerio de Guerra francés. Decide entonces volver a Francia, desembarcando en Burdeos el 4 de julio de 1804 y llegando a París a fin de ese mes. El desarrollo en Europa del sistema que aún no se llamaba Escocés, Antiguo Aceptado, iba a comenzar.

    De regreso a Francia en la misma época que Grasse-Tilly, Hacquet llevará consigo el Rito de Perfección, creará el Gran Consejo de los Príncipes Masones del Rito Escocés de Hérodom antes de ser Presidente del Supremo Consejo de Ritos. Es interesante anotar que ambos “hermanos enemigos” que trajeron de América los dos sistemas "escoceses" competitivos, el "existente" (Perfección / Heredom) y el “inaugurado" en Charleston (el REAA) derivaban de la misma transmisión: Morin / Francken / Hays.

    En 1875 se celebra en Suiza el Convento de Lausana, en el que se reúnen representantes de los principales Supremos Consejos del mundo, que establecen este marco como el de la regularidad para los altos grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.


Estructura


El Rito Escocés Antiguo y Aceptado consta de 33 grados, de los que los tres primeros, que constituyen la llamada Masonería Simbólica, dependen de las Grandes Logias, haciéndolo los 30 restantes, es decir, del 4 al 33 ambos inclusive, del Supremo Consejo de Grado 33 y Último.

(Tomado de la "Revista de Oriente y Occidente" - www.orienteyoccidente.com )
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres