Blogia
La Columna del Estilita

Un paso más hacia la nada

    Siendo fiel a sí mismo, el Gran Maestro de la Gran Logia de España, José Carretero Domenech, ha dado un paso más hacia la nada.

    No satisfecho con haber roto la relaciones de amistad con la Gran Logia de Andorra, sin mediar un justa causa que la motivase; suspender las relaciones de amistad, con el Gran Oriente de Italia -curiosamente, donde fue iniciado masón hace muchos años- por igual motivo; la ruptura de relaciones de amistad con el Supremo Consejo del Grado 33 y Último para España, por haber realizado su Soberano Comendador una actuación pública, aprobada por por el Supremo Consejo -del cual Carretero era miembro de pleno derecho- ante el Ministerio de Cultura, firmando un acuerdo con la ministra Carmen Calvo para que no se desmembrase el archivo masónico de Salamanca, debiendo quedar en dicha ciudad para su conservación y estudio.

    Ahora, mediante decreto, suspende al Soberano Comendador, Ramón Torres Izquierdo, y cuatro miembros más -todos ellos del grado 33-, como miembros de la Gran Logia de España, haciendo una interpretación injusta de una carta de uso interno del Supremo Consejo. 

    Cabe recordar, que el Supremo Consejo, de conformidad con los convenios de Lausana, es un ente independiente de la Gran Logia con la que mantenga relaciones de amistad. El rito Escocés Antiguo y Aceptado tienen 33 grados, de los cuales del 1 al 3 se ceden a la Gran Logia afín para su administración, reservándose el Supremo Consejo los restantes, del 4 al 33, ambos inclusive. Carretero hace una interpretación diferente, piensa que el Supremo Consejo es "un cuerpo colateral" de la Gran Logia y cuyo máximo jefe es él mismo.

    Tan disparatada opinión coincide, vaya casualidad, con la de los británicos que en las pasadas elecciones a Gran Maestro le ayudaron a ganarlas, dando consignas a los masones británicos afiliados en España y rematando la faena en el acto de su posesión mediante un discurso. En un alarde de rancio colonialismo, el Gran Secretario de la Gran Logia Unida de Inglaterra, Mr. Morrow, se permitió la libertad de decir a sus hermanos españoles lo que debían hacer. El hecho fue tan escandaloso que incluso apareció en la prensa inglesa; al verse involucrada la mismísima gran logia inglesa, a través de su Gran Secretario, ya sea por vergüenza torera, o por desmarcarse de una equivocada decisión política, que dado el cariz que tomó en nada les beneficiaba, fue suspendido en su cargo, por cierto muy bien remunerado. Ya era conocida su intromisión en las grandes logias de su influencia, pero cesar a un gran oficial por una de ellas es caso único en la Historia.

Acacia (nombre simbólico)  Maestro Masón

durmientes@gmail.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres