Blogia
La Columna del Estilita

Proyecto Durmientes

   Haciendo un repaso a la situación actual de la Masonería española, vemos que todo sigue igual, o peor: una gran logia regular, la GLE, dominada completamente por los masones ingleses afiliados a la misma y dirigida por un títere español, para guardar las formas; una gran logia liberal, la GLSE, tomada por radicales y politizados separatistas catalanes sin saber hasta dónde les llevará su deriva; grupos de "grandes logias" de diverso pelaje y condición que se han asentado en nuestro suelo patrio después que el Gran Oriente de Francia, por afanes colonialistas y en su enterna guerra contra la inglesa Gran Logia Unida de Inglaterra -autodenominada Gran Logia Madre-  saltándose el principio de territorialidad se instalara en España en el año 1999 y vieran aquéllas que "Ancha es Castilla". Ambas organizaciones, GLE y GLSE, con sede en Barcelona -curiosamente en los países no federados su sede central está siempre en la capital del país-, utilizando las siglas del fenecido GOE o GOEU sin ningún derecho porque las dos ayudaron a liquidarlo. 

   Por otra parte, dos supremos consejos del REAA, celebrando cada uno por separado el 200 aniversario de su instalación y creyéndose ellos mismos sus fieles herederos, cuando es completamente falso que lo sean porque ambos consejos son de nuevo cuño.

   Si este negro panorama no fuera suficiente, ha llegado la brutal crisis económica y los más de seis millones de desempleados para agobiar aún más a las pobres logias, empobrecidas y sin patrimonio, como consecuencia de 30 años de riñas, peleas y divisiones, marchándose a sueños muchos hermanos casi en la indigencia.

   Todo ello nos lleva a reflexionar ampliamente. Habrá que rehacer el camino andado desde la amarga experiencia de lo que no hay que volver a repetir. Buscar formas imaginativas para poder finaciar las logias sin exprimir el bolsillo de sus miembros. Y sobre todo, trabajar seriamente y olvidar para siempre el "quítate tu para ponerme yo". No depender de potencias masónicas extranjeras, caso de la GLE, y de despolitizar las logias, caso de la GLSE.

    Desde el máximo respeto a las antiguas tradiciones de la Orden y sin ánimo de "montar otro chiringuito porque no estoy de acuerdo, o no puedo dirigir, en el que estoy ahora", hemos llegado a la conclusión que para regenerar la Masonería española hay que hacer tabla rasa y empezar desde cero, sólo con nuestro concimiento y experiencia, con la recta intención de hacer una Masonería cabal y con el ánimo de emprender una, quizás, última experiencia masónica.

   Para empezar, formaremos un equipo de expertos para la revisión de los diferentes rituales del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, porque de unos pocos años a esta parte a las obediencias les entró una inexplicable ansia de modificarlos, GLE, GLSE, DH, siendo los rituales posteriores peores que los anteriores. Los rituales de Emulación, York y Escocés Rectificado, afortunadamente para los hermanos que lo practican, son inamovibles. Una vez hecho este estudio, en una segunda etapa se estudiará el problema administrativo de las Grandes Logias. ¿Y después que? Ya se verá, no hay que adelantarse al resultado de estos dos primeros estudios.


durmientes@gmail.com

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres